Deoleo, cuando la cadena de producción es sinónimo de calidad

La calidad y trazabilidad de nuestros productos empieza en el nivel de atención más alto que dedicamos constantemente a nuestra cadena de producción y a los procesos de control de calidad que estamos aplicando continuamente en los procesos de producción.

Todos los años seleccionamos más de 5000 muestras de aceite de oliva virgen extra de varias fuentes mediterráneas. Las características fisicoquímicas y sensoriales de cada muestra, entre las que se encuentran la acidez, los peróxidos, la espectrometría UV y el contenido de ésteres etílicos, se examinan con detenimiento.

En función de la calidad y la cantidad ofrecida, seleccionamos entre 1250 y 1500 lotes de aceite.

Todos los lotes que llegan a nuestra central se vuelven a examinar para compararlos con las muestras seleccionadas previamente. Para ello realizamos análisis sensoriales, físicos y químicos exhaustivos y, en línea con las normativas italianas, los lotes se registran en el SIAN, Instituto de Higiene para los Alimentos y la Nutrición.

Después, nuestros maestros del aceite de oliva trabajan en las mezclas, seleccionado los mejores aceites para garantizar las cualidades organolépticas de cada producto. Antes de pasar al embotellado se vuelve a realizar un análisis completo de cada mezcla y los resultados, que deben coincidir con los parámetros del aceite virgen extra, se registran en nuestros archivos internos y a la vez se conserva una selección de muestras para monitorizar la correspondencia con dichos parámetros durante todo el ciclo de vida del producto.

Un último control examina las botellas para comprobar la calidad del contenido, el etiquetado y otros parámetros externos antes de que se autorice la salida de los lotes de la fábrica para la venta.

La trazabilidad que se aplica a cada lote permite que en cada botella se indique el año de la cosecha y la fecha de embotellamiento, así como el proveedor y, por tanto, la zona de cultivo.

En las botellas de las estanterías de los supermercados también se realiza un control adicional de las muestras para monitorizar la calidad, pero esto no es todo, también pedimos que laboratorios de certificación externos realicen análisis periódicos para asegurar la exactitud de nuestros resultados internos.

Cada año recibimos una media de 10 a 20 inspecciones de institutos y órganos de certificación para garantizar la transparencia y la calidad que todo consumidor exige.